El factor TERCER HOMBRE

Cuando la torre sur del World Trade Center recibió el impacto del segundo avión en el 11-S, Ron DiFrancesco quedó atrapado en los pisos superiores. Todos subían por las escaleras en dirección a la azotea huyendo del fuego y el humo, pero Ron se dirigió hacia abajo en lo que parecía una muerte segura.

Logró ser la última persona en salir con vida del edificio.  Su relato:  alguien me ayudó.

EL FACTOR TERCER HOMBRE

Alpinistas, aviadores, náufragos… Son muchos los ejemplos, pocos se atreven a decirlo con claridad. Consiste en sentir un acompañamiento, una presencia en momentos difíciles que guía, protege y alienta a continuar. A veces como una sensación, otras como una auténtica forma física.

the-church-army-gazette

– El caso Ron DiFrancesco –

Ron DiFrancesco estaba atrapado en el piso 84 de la torre sur del World Trade Center (la segunda en ser atacada). A pesar de que todos huían hacia arriba Ron trató de bajar por las escaleras. El humo era impenetrable y en el piso 79 se vio vencido, no podía pasar debido a una pared derrumbada y necesitó tumbarse en el suelo para poder respirar.

wtc

“Entonces alguien me llamó por mi nombre, insistentemente me dijo que me levantara, que podía conseguirlo”.

Ese alguien le agarraba del brazo y le guiaba corriendo entre los desechos y los paneles de yeso. Así logró seguir bajando y atravesar tres desmoronados pisos.

En el piso 76 encontró a los bomberos y dejó de percibir la presencia del guía. Justo cuando logró abandonar el edificio la torre se derrumbó. Fue la última persona en salir con vida.

A día de hoy no puede entender por qué sobrevivió cuando otros tantos no lo hicieron, pero no tiene ninguna duda al explicarlo, “se trató de un ángel”.

– Estudio del fenómeno –

Un estudio clasificó en qué casos se daba con más frecuencia el factor del tercer hombre, siendo a escaladores de alta montaña, náufragos a la deriva y a exploradores.

images

Los científicos argumentan estas apariciones como un mecanismo cerebral de supervivencia en un estado al borde de la muerte. Otros grupos más espirituales lo identifican con apariciones de ángeles protectores. Hay una coincidencia: la irrupción de esta presencia no causa temor, se vive con normalidad y determinación para seguir adelante.

Sobre ello, John G. Geiger publicó en 2009  “El factor tercer hombre”. El libro logró que muchas personas le hicieran llegar sus experiencias, publicando después “El efecto Ángel”.

the_third_man_factor.large_  510mj5hzb8l._ac_ul320_sr214,320_

– Caso Haston y Scott –

En 1975, Dougal Haston y Doug Scott llegaron a la cima del Everest después de las dos de la tarde (hacer cima tardía es considerado sentencia de muerte).

Durante el descenso les cayó la noche antes de poder bajar de los 8.000 metros (zona de escaso oxígeno), por lo que cavaron un agujero en la nieve donde se metieron con la incertidumbre de si iban a amanecer con vida.

En medio de la noche ambos escaladores percibieron la llegada de otro alpinista. Notaron como se pegó a ellos compartiendo su calor corporal, les dio consejos para evitar congelarse y les explicó la mejor ruta para descender con la primera luz.

Al amanecer el tercer hombre no estaba, ni había quedado rastro alguno.

ag0712_thirdman-1

En palabras del alpinista y científico Paul Firth:

¿Quién puede explicar por qué estos serviciales fantasmas deambulan en la penumbra de los límites de nuestra percepción?

– El caso de J.T. Parker –

Stephen Parker había elevado su Toyota Prius y estaba debajo reparándolo. Su hijo de ocho años, J.T Parker, se encontraba cerca mirando lo que hacía su padre. En un mal movimiento Stephen golpeó el gato y el coche cayó atrapándolo.

Entonces el niño empleó sus fuerzas para colocar el gato e ir subiendo el vehículo. Stephen, con 13 costillas rotas y en estado crítico, fue trasladado en helicóptero.

Cuando regresó a casa pidió a su hijo que volviera a levantar el coche con el gato, tal y como ocurrió ese día. Su hijo no consiguió levantarlo ni un poco. Cuando le preguntan al niño cómo pudo hacerlo, responde: “fue un ángel”.

nino-angeles-padre

– Y más –

-El aviador y escritor Antoine de Saint-Exupéry. Tras estrellarse en el desierto del Sahara y lograr salvar la vida escribió la obra “El Principito”, que calificó como de historia real, (explicándolo en su libro autobiográfico “Tierra de hombres“).

aviador y niño

-El astronauta Jerry M. Linenger, destinado a pasar 132 días en la MIR, aseguró haber sentido una presencia junto a él en medio de los numerosos percances en los que su vida estuvo en peligro en la nave.

51ehvxwrdml._sx326_bo1,204,203,200_

-El piloto Charles Lindbergh a bordo de El Espíritu de San Luis, realizando en 1927 el primer vuelo sin escalas en solitario entre Nueva York y París. “Me acompañó durante el tramo final, me mantuvo despierto.

lindbergh3

-El capitán de embarcación Joshua Slocum, en su travesía en velero alrededor del mundo. Exhausto y tumbado en la cubierta aseguró que una presencia desconocida guió su barco a través de enormes olas. Vi a un hombre alto al timón en aquella noche perpetua

– El alpinista Frank Smythe durante su ascenso en solitario al Everest en 1933. “Saqué del bolsillo un pedazo de pastel, lo partí en dos mitades y me volví para ofrecérselo a mi compañero

third_man_coverdetail

“¿Quién es el tercero caminando junto a ti?
cuando cuento sólo estamos tú y yo juntos

pero cuando miro más hacia adelante
siempre hay otro que camina a tu lado”.

T. S. Eliot,  La tierra baldía

 

TEORIADELMISTERIO: -Si el artículo te ha resultado interesante pulsa en seguir y las nuevas publicaciones llegarán a tu mail. (En la parte de abajo a la derecha al mover la página).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s